DESEDUCAR EN EL MACHISMO

DESEDUCAR EN EL MACHISMO

La educación lleva consigo la deseducación. Es necesario aprender a desactivar, neutralizar, desprenderse de modelos de conducta heredados, interiorizados a través de siglos y siglos de aceptación de un modelo.

Cuando intentamos deseducar descubrimos lo difícil que es cerrar en nuestro cerebro un camino de comprensión de la realidad determinado, aunque nos perjudique seriamente.La alternativa es poder crear una senda alternativa fuerte que nos permita abandonar la otra. Educar y deseducar.

En relación al machismo, tan importante es una como la otra.La deseducación incluye el análisis crítico y profundo de los mensajes publicitarios, la desactivación argumentada de los mensajes irreflexivos que se vierten en redes sociales o en algunos foros políticos, la relectura consciente de las letras de algunas canciones y, sobre todo, la indagación en un fenómeno tan complejo como es el lenguaje y su relación directa con la creación de realidades.

En relación a esto último, es muy importante detenerse en la palabra género. ¿Cómo es posible que de una diferencia puramente biológica de distinción entre dos sexos, masculino y femenino, se haya creado un concepto que determina formas de comportarse, sentir y estar en el mundo que ha perjudicado muchísimo a una mitad, las mujeres, pero también a la otra, los hombres?

Que de algo ciertamente aleatorio , nacer hombre o mujer, haya nacido una determinismo cultural englobado por la denominación de género es un hecho del que se tiene que hablar en las aulas del siglo XXI.

Puesto que el lenguaje ayuda a crear realidades, es necesario tenerlo muy en cuenta y nosotros, desde educación pondremos medios y herramientas para combatir los problemas sociales. Por ejemplo, a través del teatro. Aquí os dejamos un recuerdo de nuestra participación en una gala benéfica, durante la celebración del día internacional de la mujer.

Proyecto de Educación Humana, en una Gala de Manos Unidas, con la compañía de teatro identitas.

Una versión del Román de flamenca, obra del Siglo XIII, llevada a la realidad actual de las aulas del Siglo XXI.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.